Crisis personales, cómo sobrellevarlas en el trabajo

yanella2_1_1.jpg

Yanella Burgos Seguel
Trabajadora Social
Coordinadora de Empleabilidad
Casa de Exalumnos UdeC

 

 

Es de conocimiento general que la gran mayoría de las personas le dedica gran parte de las horas del día al trabajo, de allí la importancia de mantener buenas relaciones con nuestros colegas, ya que nadie quiere pasar su día a día soportando caras largas o cuchicheos a nuestras espaldas. Pero sin importar lo mucho que uno se dedique al trabajo, este no es el único rol que desempeñamos; también somos hijos, padres, amigos, hermanos, pareja, etc.  lo que nos ubica en diferentes esferas, con éxitos, fracasos y asuntos por resolver en cada una de ellas.

 

Ya quisieran algunos, y yo en particular, olvidarse de los problemas del trabajo cuando estamos en familia o viceversa, pero lamentablemente sólo somos humanos, un mal que nos impide separar por completo los papeles que desempeñamos.

Hacemos nuestro mejor esfuerzo por mantener en equilibrio estos roles y evitar que se crucen más de lo necesario, principalmente porque puede perjudicar este delicado balance, pero como ya sabemos, la vida no avisa, y hay momentos en que inevitablemente nos toca enfrentar situaciones complejas y que nos afectan profundamente.  Seguramente usted también ha vivido estas crisis y sabe que sobreponerse a ellas es un verdadero desafío que no siempre estamos listos para enfrentar.

Vivir una crisis personal no es fácil, pero hay algunas recomendaciones que le ayudarán a manejarlas de mejor forma y a minimizar las consecuencias.
1.- Autoconocimiento. Ser consiente de nuestras limitaciones y de nuestro estado anímico es clave para detectar aquel momento en que la situación está a punto de superarnos, exactamente el momento en que debemos actuar.
2.- Autocontrol emocional. Suena muy complejo en medio de una crisis, pero es posible. Para ello, hay que liberar gradualmente la tensión y así evitar que se acumule y finalmente nos haga explotar.

3. Busque apoyo. Si tienes un amigo, un hermano o alguien con quien puedas desahogarte entonces acude a esa persona, muchas veces basta con decir lo que sentimos en voz alta para evitar sucumbir a la crisis.

4.- Hable con la jefatura. Si nota que su desempeño laboral se ve afectado comparta su estado con un superior para que esté al tanto de lo que ocurre, pero sin entrar en muchos detalles.

5.- Hable con su equipo. No sea demasiado transparente con sus colegas, recuerde que todos tenemos dificultades, pero si la situación es delicada informe a sus compañeros más cercanos, ya que se podrían convertir en un grupo de apoyo dentro del ambiente laboral. En tiempos de crisis puede ser muy útil, pero recuerde siempre que dentro de un contexto laboral esto debe ser de cuidado.

4.- Haga su trabajo. Si bien el estado anímico influye en el desempeño laboral, debe preocuparse por cumplir con sus deberes y sobreponerse en la medida de lo posible al proceso que está viviendo.

 

 

Anterior                                                                            Volver a Columnas

contacto

linked in

fondo de credito solidario

Sitio desarrollado y hospedado en Dirección de Tecnologías de Información - DTI - 2009 / Universidad de Concepción - Concepción - Chile