Primeras generaciones de Kinesiólogos se reunieron tras 40 años de egreso

encuentro kine.jpg

El sábado 25 de noviembre se realizó un encuentro de exalumnos que reunió a  40 kinesiólogos titulados de las generaciones 1975, 1976, 1977, primeras cohortes de la Universidad, previas al cierre de la carrera que se prolongó hasta 2004.

Los kinesiólogos se reunieron en el Arco de la Universidad y luego recorrieron los lugares emblemáticos del campus, reviviendo su etapa de estudiantes.

Posteriormente se dirigieron a la sala Virginio Gómez del Edificio de Anatomía, donde se realizó el acto central del encuentro. Los kinesiólogos recibieron el saludo de la comisión organizadora, compuesta por las exalumnas Tatiana Morales, Usmidia Hidalgo, Raquel Parada y Gloria Contreras, entonaron emocionados el Himnos de su Alma Máter y recordaron a  12 colegas ya fallecidos.

Los profesionales estuvieron acompañados por el Director de Departamento de Kinesiología, Mario Muñoz, el Jefe de Carrera de Kinesiología, Sebastián Dubó, y los docentes Ignacio Quinteros y Rodolfo de la Cerda, este último Kinesiólogo egresado de estas generaciones.

El Profesor Quinteros, quien fue docente de las primeras generaciones de kinesiólogos y actualmente desempeña funciones en el Departamento, ofreció la clase magistral “Avances de la Kinesiología” y lego, en forma simbólica, controló la asistencia de los profesionales. En la oportunidad también se homenajeó al profesor Hugo Canullán, quien junto con el profesor Quinteros fueron los primeros docentes de la Carrera.

Al final de la ceremonia, se entregó un saludo de la Presidenta del Colegio de Kinesiólogos, Loreto Henríquez Rodríguez, y se tomó una foto oficial en las afueras de la Facultad de Ciencias Biológicas, para luego compartir un café.

Tras un almuerzo de Camaradería en el Restaurant Tijuana, donde pudieron ponerse al día luego de 40 años fuera de las aulas, los profesionales compartieron una tarde en los Campos deportivos Llacolén y un grupo participó de un asado en casa de una de sus colegas, en un clima de mucha alegría.

Tatiana Morales asegura que “fue un encuentro de afectos increíble, no si es por estar en esta etapa de la vida, nuestra madurez y experiencia. Fue maravilloso, porque aprendimos de los afectos, a valorar la vida de una manera distinta y que nunca es tarde para juntarse. De hecho, queremos reunirnos más periódicamente y de manera más informal, por ejemplo a tomar oncesita en alguna parte, que no pase tanto tiempo sin vernos”. La kinesióloga también señala que sus profesores se sintieron muy valorados, ya que el reconocimiento que les hicieron fue sincero y salió del alma.

La profesional destacó la excelente acogida de las actuales autoridades de la carrera, a quien hace llegar sus agradecimientos.


Volver a Noticias                                                                         Siguiente

contacto

linked in

fondo de credito solidario

Sitio desarrollado y hospedado en Dirección de Tecnologías de Información - DTI - 2009 / Universidad de Concepción - Concepción - Chile