Exalumnos en el Mundo

Mónica.jpg

Mónica Torregrosa, académica de Holyoke Community College, Massachusetts

 

Una traductora UdeC dedicada a la enseñanza y reconocida por su excelencia docente en Estados Unidos
 

 

Mónica Torregrosa es traductora Inglés-Español de la Universidad de Concepción, máster en literatura inglesa de la Universidad Drew en Nueva Jersey, y en literatura española en la Universidad de New Hampshire.

En Estados Unidos ha desarrollado una carrera docente y también trabajó como traductora de libros de texto. Desde 1999 trabaja a tiempo completo en Holyoke Community College, en el estado de Massachusetts y en 2013 recibió la cátedra Elaine Marieb Faculty Chair for Teaching Excellence, premio que reconoce a un miembro de la facultad de tiempo completo con cinco o más años de servicio que ejemplifica la enseñanza sobresaliente en el aula.

Junto a su marido, norteamericano, tiene dos hijos. “Ya son jóvenes adultos, ya que acá se independizan más temprano. Mi hija es profesora de inglés en una escuela pública y el 2018 va a comenzar su doctorado en literatura para integrarse a la carrera de docencia universitaria.  Mi hijo es estudiante de cuarto año de psicología y además es fotógrafo de música rock.  Ninguno vive con nosotros, pero no están muy lejos, así que los vemos a menudo. Aunque no ha sido fácil, hemos podido educarlos en un hogar bilingüe y bicultural, de modo que ellos tienen muy claro su lado chileno y están orgullosos de su herencia”,  señala Mónica.

¿Qué te motivó  a estudiar traducción y por qué elegiste la Universidad de Concepción?
Siempre me interesó el idioma inglés.  Cuando estaba en la enseñanza media, llegué hasta el nivel más avanzado en el Instituto Norteamericano.  En cuarto medio, me vine becada por AFS a Estados Unidos, donde estuve un año.  Al regresar a Chile, la carrera de traducción me pareció la más atractiva de las opciones.  La única universidad del área en aquellos tiempos en ofrecer esta carrera era la U de Conce.

¿Cómo fue la época de estudiante en la Universidad?
Fue una época muy bonita en lo personal, por las amistades que se crean, varias de las cuales aún perduran.  Por otra parte, eran los últimos años del régimen militar, y el desasosiego de los estudiantes se hacía sentir.  El centro de alumnos estaba tratando de formarse y hacerse oír.  Las fuerzas de represión invadieron la U y un estudiante fue asesinado en el estacionamiento de mi facultad.  Uno de mis compañeros y amigos resultó ser espía del régimen.  En fin, eran tiempos difíciles para muchos, pero yo los asocio con los años universitarios, pues esos recuerdos no se olvidan.

¿Cómo iniciaste tu vida profesional?
Eran también épocas difíciles para los recién graduados, pues el desempleo era muy alto a principios de los 80.  Tuve la suerte que el Instituto Manpower inició ese año la carrera de secretariado bilingüe y reclutaron de la promoción que egresaba ese año de la carrera.  Así me contrataron para dar clases de gramática inglesa.  
¿Qué te motivó a emigrar a Estados Unidos y cómo te adaptaste en esa cultura?
Una ayudantía que obtuve en mi tercer año de traducción clarificó para mí mi futuro profesional:  la docencia.  Mis profesores de carrera se movilizaron para conseguirme una beca de postgrado a EEUU, pues en aquellos años eran difíciles de conseguir para las carreras de letras.  Gracias a un ex profesor de la U de Conce que estaba radicado en EEUU, quien contactó a mis profesores para ofrecer una beca de su institución, postulé y fui aceptada a Drew University en New Jersey para obtener un Master en literatura inglesa.  

Como ya hablaba inglés y había vivido en EEUU, no me fue difícil adaptarme.  Además, me acogió un excelente ambiente académico, donde cultivé mi pasión por la literatura. Me parecía milagroso tener acceso a tantos libros y archivos para investigación.  La dedicación absoluta al estudio intenso fue un sueño hecho realidad.
La idea era regresar a Chile una vez finalizado el Master, pero conocí a mi esposo en Drew.  No había compromiso con la U porque había sido una beca privada, así que decidí quedarme.  

¿Cómo has desarrollado tu carrera?
Comencé trabajando de profesora de español, no de inglés, como profesora adjunta.  Después de dos años, me ofrecieron un contrato anual renovable de tiempo completo en la Universidad de New Hampshire.  Allí tenían un programa de Master en literatura hispanoamericana y pude de a poco completar este programa, mientras trabajaba a tiempo completo.  Así terminé con un segundo título de Master, pero esta vez en español.

He disfrutado mucho de dar clases en diferentes instituciones: privadas y públicas, pequeñas y grandes.  Cuando mi esposo y yo, después de nacer nuestros dos hijos, nos mudamos al Estado de Connecticut, surgió la oportunidad de trabajar en Holyoke Community College, que está en el estado vecino de Massachusetts y obtener allí un puesto de tiempo completo y con opción a tenure.  El concepto de tenure es un gran privilegio, si se obtiene, pues asegura empleo vitalicio.

¿Cómo ha sido tu experiencia docente en Holyoke Community College?
Además de desarrollarme como profesora de lengua y literatura, hace unos años me nombraron jefa de la carrera de Artes Liberales y Ciencias, la más grande que ofrece la universidad.  Los estudiantes que buscan transferirse a una universidad después de haber hecho los primeros dos años de su carrera con nosotros escogen la opción de Liberal Arts and Sciences, pues abre puertas a muchas carreras. Ahora desempeño los dos roles, pues, aunque estoy en un ámbito administrativo, no abandono la docencia.
La experiencia en un Community College ha sido muy significativa para mí, pues son universidades de entrada abierta y a bajo costo.  Esto significa una gran diversidad en el cuerpo estudiantil, de modo que en una sola clase uno puede tener jóvenes y adultos, muchos que trabajan, o que son padres.  Los estudiantes son sacrificados y se empeñan en salir adelante, lo que es muy gratificante para un profesor, pues es una labor social además de educativa.  

 

¿Qué significó para ti recibir la Cátedra Elaine Marieb para la Excelencia Docente?
Ese premio sólo se obtiene una vez en la carrera docente.  Para mí fue un gran honor recibirlo después de muchos años de dedicación.  Lo bonito es que son los alumnos los que nominan a docentes para este premio. Es una gran satisfacción saber que el trabajo duro es apreciado por mis estudiantes y que puedo ser una buena guía en sus vidas académicas.   

 

Ese premio, por ser monetario en parte, me permitió viajar a España por primera vez y conocer en persona la cultura y geografía de un país central en la enseñanza del español.  Mi estadía allá fue un excelente desarrollo profesional.

Además, el premio Marieb abre puertas como docente.  De ahí el nombramiento de dirigir la carrera de Ciencias y Artes Liberales, por ejemplo.  Más recientemente, me pidieron dar el discurso de bienvenida a la nueva rectora de la universidad.  Fue un gran honor representar al cuerpo docente y unirme a los dignatarios que le dieron la bienvenida en un acto solemne el 3 de noviembre recién pasado.  

¿Mantienes contacto con la Universidad o profesionales de la UdeC?
Sí, claro.  Muchas de mis compañeras de curso en la secundaria también son exalumnas, y, gracias a las redes sociales, nos mantenemos en contacto.  Mis hermanos y hermanas también estudiaron aquí, y por supuesto, mis compañeras de carrera, con algunas de las cuales también me mantengo en contacto.  Acá en EEUU, recientemente me he conectado a unos exalumnos y docentes de la U que participaron en el programa de AFS conmigo.  Son amistades de toda la vida.

¿Qué les recomendarías a otros exalumnos que tienen deseos de radicarse en Estados Unidos?
Bueno, creo que ahora es más fácil obtener becas, pero igual hay que esforzarse mucho, porque es difícil sacar un post grado acá.  La experiencia es tremenda, eso sí, pues se te abre el mundo, como quien dice.  Acá se conoce a estudiantes de todos lados y se aprende mucho, no sólo de la carrera, sino del mundo.  También se aprende a apreciar el terruño. 
 

Anterior                                                          Pagina web Programa Alma Máter                     

contacto

linked in

fondo de credito solidario

Sitio desarrollado y hospedado en Dirección de Tecnologías de Información - DTI - 2009 / Universidad de Concepción - Concepción - Chile