Perfiles de Exalumnos

Perfiles.jpg

Marcela Henríquez Aravena, profesora de Español finalista del Global Teacher Prize Chile 2017

"Espero transmitir en mis alumnos el deseo de llegar lejos, de cumplir sus sueños, de derribar prejuicios y barreras"

 

Marcela Henríquez Aravena es profesora de Español, Magíster en Literaturas Hispánicas y Doctora en Literatura Latinoamericana de la UdeC. Su labor docente y los logros de sus estudiantes la tienen posicionada como una de los cinco finalistas del Global Teacher Prize Chile 2017,  iniciativa  global  también conocida como “el Nobel de la Enseñanza”, que  desde 2015 busca reconocer a profesores destacados, innovadores y comprometidos, para relevar la valoración social de  los profesores.

Marcela, junto a los otros 4 finalistas, fueron elegidos por un jurado experto a partir de las 24  mil nominaciones de profesores recibidas este año desde la ciudadanía. A fines de octubre se conocerá al gran ganador de chile, sin embargo, los 5 profesores serán postulados para representar al país en la competencia global.

De su etapa de estudiante, su desarrollo profesional y el significado de este reconocimiento conversamos en esta entrevista.

¿Cómo nació tu interés por la educación como camino profesional?
Mi madre fue profesora por más de 30 años y existen varios educadores más en mi familia, lo que sin duda sembró en mí inquietudes hacia ese camino, además siempre me gustó el contacto con las personas, la lectura y la escritura, por lo que la opción de Pedagogía en Español lograba responder a todos esos intereses.

¿Cómo describirías tu época de estudiante? ¿Qué fue lo que más te marcó de esa etapa?
Mi época como estudiante fue maravillosa, tengo sólo buenos recuerdos de aquellos años en los que tuve la fortuna de ser alumna de grandes maestros: Gilberto Triviños , Dieter Oelker, Marta Contreras, Andrés Gallardo, entre otros tantos que marcaron la senda que hoy estoy recorriendo.

¿Qué es para ti la UdeC?
Para mí la UdeC es una casa de estudios de alto nivel, no quisiera haber estudiado en ningún otro lugar. Por lo mismo extraño mucho mis días allá, estudiando en un ambiente privilegiado, en un lugar emblemático, lleno de historia. Por lo mismo, cada vez que puedo les cuento mi experiencia a mis alumnos para que ellos también sientan el deseo de estudiar allá y creo que lo he logrado, porque cada año muchos jóvenes de Quirihue entran a estudiar en la Universidad de Concepción.

¿Cómo fue la transición de estudiante a profesora?
Fue bastante natural y sin grandes dificultades. Creo haber tenido la suerte de rodearme siempre de personas absolutamente valiosas, que estuvieron presentes en cada desafío: colegas, alumnos, profesores, mi familia; todos ellos contribuyeron en gran medida a insertarme en el mundo laboral de la mejor forma, ya que puedo confesar con mucho orgullo que desde el primer momento como docente fui feliz y me sentí absolutamente en el lugar en el que siempre quise estar.

¿Qué te motivó a seguir estudios de posgrado y cómo ha potenciado esa formación tus habilidades como profesora?
Lo que me motivó a seguir estudios de posgrado fue la necesidad de crecer profesionalmente y académicamente. Con 26 años comprendí que no era suficiente un título universitario y que mi especialidad requería estar siempre actualizada. Si bien estaba muy contenta con la profesión elegida, sentía que podía dar un paso más y fue así que decidí volver a mi Universidad como estudiante de Magíster y más tarde como alumna de Doctorado en Literatura Latinoamericana.

Mis habilidades como profesora se han visto ampliamente reforzadas, ya que estos estudios me han entregado herramientas fundamentales para desarrollar en mis alumnos habilidades superiores de comprensión lectora, llegando hace unos años atrás, por ejemplo, a ganar concursos nacionales de ensayos literarios.

La mayoría de los profesionales ven en el postgrado una herramienta para buscar nuevos horizontes profesionales, ¿Por qué has seguido trabajando como profesora de Lenguaje y Comunicación en el mismo liceo de Quirihue pese a tus credenciales académicas?
Porque creo que mis alumnos pueden lograr todo lo que se propongan y porque, a diferencia de lo que muchos piensan, también se puede desarrollar investigación desde una sala de clases. El contacto diario con la literatura me ha permitido generar varias propuestas de lectura e interpretación que no serían posibles sin mis estudios de posgrado. Tal vez algunos puedan pensar que estoy desperdiciando la oportunidad de estar en otro contexto educativo, pero yo me siento feliz en Quirihue. He logrado todo lo que he soñado estando ahí e intentaré seguir así mientras sea posible.

¿Qué significa para ti ser profesora del liceo polivalente Carlos Montané Castro de Quirihue ¿Qué es lo que esperas transmitir como profesora a tus alumnos?
Ser profesora del Liceo Polivalente Carlos Montané Castro es una oportunidad de contribuir al desarrollo y crecimiento de nuestra sociedad. Son los contextos vulnerables los que requieren de docentes más comprometidos y conscientes del impacto que su rol tiene en la vida de muchos jóvenes. Por lo mismo, espero transmitir en mis alumnos el deseo de llegar lejos, de cumplir sus sueños, de derribar prejuicios y barreras, de transformarse en la mejor versión de sí mismos. A través de mi experiencia les demuestro día a día que no importa qué tan grandes sean sus sueños, ya que siempre se pueden hacer realidad.

¿Cómo surgió la postulación al Global Teacher Prize Chile 2017 y cómo fue el proceso hasta ser seleccionada como finalista?
La postulación al concurso surgió gracias a la nominación que realizó el director del mi establecimiento. Luego, Elige Educar se contactó conmigo para contarme que había sido nominada y tuve que completar un formulario en el que me pedían contar mi historia como docente. Más tarde fui informada de que había quedado entre los 20 semifinalistas a nivel nacional y finalmente el día viernes pasado recibí la visita de Ignacio Silva de Elige Educar y Mario Santibañez, finalista del concurso en la versión 2016, quienes me dieron la maravillosa noticia de ser una de las cinco finalistas de la  versión chilena del premio.

¿Qué importancia le atribuyes a este reconocimiento?
Este reconocimiento nace a partir de la necesidad de visibilizar la labor del docente y contribuir a la valoración social de nuestro rol. Para mí esta iniciativa es muy importante porque sirve para que muchos docentes en ejercicio y también los futuros profesores comprendan que el mundo ha cambiado y que quedó atrás la época en que la pedagogía era la última opción. Hoy, más que nunca, necesitamos a los mejores profesionales en las aulas y reconocimientos como éstos sirven para que la sociedad no lo olvide.

  Volver a Entrevistas                                                                               Siguiente

contacto

linked in

fondo de credito solidario

Sitio desarrollado y hospedado en Dirección de Tecnologías de Información - DTI - 2009 / Universidad de Concepción - Concepción - Chile