Exalumnos en el Mundo

Cherylok.jpg

Cheryl Hickmann, Kinesióloga UdeC y PhD en Ciencias de la Motricidad de la Universidad Católica de Lovaina (UCL)

 

Una profesional radicada en Bélgica, pero en permanente contacto con su Alma Máter

 

 

Cheryl Hickmann es Kinesióloga egresada de la Universidad de Concepción y PhD en Ciencias del Movimiento de la Universidad Católica de Lovaina (UCL). Desarrolla investigación clínica en la Unidad de Cuidados Intensivos en Clínica universitaria Saint-Luc y entre otras sociedades, es miembro del Consejo Científico la Sociedad de Kinesiología de Reanimación (SKR),de la Sociedad de Reanimación de la Lengua Francesa (SRLF) y de la International Early Mobilization Network.

A temprana edad Cheryl comenzó a interesarse en el área de la salud y la investigación que permitiera mejorar la salud de la gente. Pensó en Medicina, Psicología, Bioquímica o Bioingeniería como alternativas profesionales y finalmente optó por estudiar Kinesiología en una Universidad de reconocida calidad, por eso eligió la UdeC.  Está muy satisfecha con su elección y destaca que “Kinesiología es una carrera muy cercana al paciente y con mucho terreno aun inexplorado. Una vez ingresada en esta carrera, me cautivó el potencial terapéutico y humano inherente a esta profesión”.

Ingresó a la primera generación de la carrera luego de su reapertura en el año 2003. “Lo recuerdo como una época de abrirnos camino en nuestra formación universitaria, pasando las duras pruebas de ser los primeros en cursar las asignaturas y prácticas propuestas. La mayor parte del tiempo estuvimos conformes con la excelente calidad tanto docente como estructural que nos proporcionaba la Universidad, pero otras veces no estábamos tan conformes, ya que no contábamos aún con espacios físicos adaptados y ciertas asignaturas estaban en vías de construcción. Recuerdo que en los momentos más difíciles, existía una especial unión transversal de los diferentes niveles, tanto de los profesores como de los alumnos, que nos llevó a realizar muchos progresos necesarios”, afirma.

Luego de egresar, se dedicó durante el primer año a diferentes proyectos, principalmente en el área de la estimulación temprana, con niños autistas y algunos pacientes a domicilio. Al mismo tiempo se propuso continuar la colaboración con la Universidad, recibiendo alumnos en los centros donde se desempeñaba.

En este periodo, junto a otros exalumnos, participó en la organización de unas Jornadas de Actualización en Ventilación Mecánica, donde tuvo la oportunidad de conocer al Doctor en Kinesiología Jean Roeseler, que cuenta con una gran trayectoria en el área de los cuidados intensivos en Bélgica. “Él nos habló del rol del kinesiólogo en su hospital, lo que me interesó en gran manera, sobre todo en lo que respecta el manejo consciente y activo de los pacientes más críticos, lo que actualmente forma parte de las recomendaciones internacionales. En ese momento me interesé en realizar una pasantía en el hospital Clíniques universitaires Saint-Luc en Bruselas”, señala.

Esa decisión ha sido crucial para su desarrollo profesional, ya que luego de realizar un año de pasantía, se presentó la posibilidad de realizar un Doctorado en la Universidad Católica de Lovaina. “Este doctorado, que en la actualidad ya he finalizado, mantuvo un objetivo tanto clínico como fundamental, es decir con tratamientos kinésicos en terreno y al mismo tiempo realizando análisis bioquímicos en diferentes laboratorios de la universidad”, afirma Cheryl.

Para la profesional, existen importantes diferencias en la formación de los kinesiólogos en Bélgica y Chile, no así en la práctica clínica. Explica que “en Bélgica, así como en toda Europa, los grados académicos están bastante estandarizados. Kinesiología se completa en general con 4 años de formación, obteniendo un grado de Magister-nivel 1, luego quienes lo deseen pueden realizar un año de Magister-nivel 2 en su área de interés, para finalmente poder acceder a la formación para la obtención del grado Doctor (PhD). Al final de cada formación, tanto de Magister como de Doctorado, un trabajo de investigación con complejidad creciente debe ser defendido frente a una comisión de expertos. En cuanto a la práctica clínica, esta no me parece tan diferente, salvo que el hecho de realizar un trabajo de investigación en cada nivel de formación, que genera en los estudiantes y profesionales un espíritu crítico muy precoz”.

Cheryl sostiene que este sentido crítico se ve reflejado en el hecho en que muchos de sus colegas intentan sentar los fundamentos teóricos de la práctica de terreno, mediante medidas objetivas y publicaciones constantes, de manera de no conformarse con las técnicas aprendidas y repetidas durante años. “Estas diferentes líneas de investigación están firmemente establecidas en muchos centros universitarios y forma parte íntegra de la práctica clínica habitual. Además, existen diversas sociedades científicas de profesionales y estudiantes que comparten los resultados a través de Europa y el mundo, con las que he tenido la grata oportunidad de intercambiar y formar nuevos lazos de colaboración en diferentes países”, detalla.

La kinesióloga destaca que el hecho de vivir o visitar otro país, con diferente idioma y tradiciones, “es una experiencia muy positiva y que realmente vale la pena intentar de realizar, ya que nos permite relativizar todo lo aprendido y darnos cuenta de que las cosas pueden ser realizadas de mil formas diferentes a las que estamos acostumbrados a ver y hacer”.

En lo personal, señala que “vivir en Bélgica ha impulsado a que parte de mi familia en Chile ha podido venir a visitarme y al mismo tiempo conocer las maravillas de este viejo continente. Además, he formado una familia en Bruselas, lo que me lleva actualmente a proponer a mi descendencia una diversidad cultural y lingüística muy enriquecedora”.

Durante estos años en Bélgica Cheryl ha mantenido contacto permanente con sus colegas penquistas y a lo largo de Chile. “Ya varios de ellos han realizado pasantías en este centro y colaborado activamente en actividades clínicas y de investigación. Asimismo, hemos comenzado a recibir internos de Kinesiología de la UdeC en este hospital. Además, hemos organizado de forma conjunta varias Jornadas Internacionales en la UdeC, en colaboración con el departamento de Pediatría de la Facultad, lo que nos ha servido para compartir experiencias entre médicos y kinesiólogos, tanto de Chile como de Bélgica, especialmente del área de los cuidados intensivos”.

Volver a Chile es parte de sus planes para el futuro, ya que le gustaría “poder contribuir en los actuales progresos que se desarrollan tanto a nivel académico como de atención de salud. Formar parte de un plantel universitario como el de mi Alma Mater sería una excelente posibilidad de desarrollo personal y profesional”.

Anterior                                                   Web Programa Radial Alma Máter

contacto

linked in

fondo de credito solidario

Sitio desarrollado y hospedado en Dirección de Tecnologías de Información - DTI - 2009 / Universidad de Concepción - Concepción - Chile