Propuesta de Tamara Zurita para los Hogares de Menores

A mis niños de los hogares de menores:

 

… Los he acompañado, los he abrazado, los he escuchado, los he visto reír y soñar…

Como voluntaria de hogares de niños desde mi infancia, como educadora de párvulos, como madre, como promotora de crianza respetuosa y como autora del libro “Sintonía de Latidos” propongo:
 
(Estas propuestas están pensadas para los niños de 0 a 6 años, sin embargo, pueden ser la base para cualquier edad)

 
-          Que el personal sea sensibilizado en las temáticas e importancia del apego, del vínculo y de sus implicaciones para la niñez, adolescencia y adultez.

-          Que se seleccione a las mejores educadoras del país para el trabajo en estos hogares.

 -          Que la selección del personal, sea basado no solo en sus competencias profesionales, sino también en sus competencias blandas.

-          Hacer trabajo de sensibilización respecto a la importancia de la expresión del amor, del vínculo como una NECESIDAD VITAL, así como lo es el alimentarse.

-          Que el personal que trabaje en los hogares de que estos pequeños se sensibilicen y trabajen para que estos pequeños puedan vivir un “renacer” en que puedan aprender a confiar, a amar y a sentirse amados.

 -          VALORAR al personal que se destaca por sus competencias blandas y por su entrega total: Tuve la bendición de conocer  personas que entregan su 100% y más por estos pequeños.

 -          Evaluar los espacios, el inmobiliario y materiales para que los hogares sean espacios de luz, acogedores y refugios de alegría para niños y adultos.
 
-          Implementar la aromaterapia para que a través de los sentidos se focalice el trabajo de las emociones y que permanentemente este aromatizado con lavanda, canela o aromas que evocan tranquilidad.

-          Incentivar programas de voluntariados (sin distinción de edad) para satisfacer las necesidades básicas de afecto uno a uno. Programas relativos a establecer vínculos, abrazar, acoger, acurrucar son claves para un renacer. No olvidemos que los niños que son amados, aprenderán a amar.

-          Incentivar programas de voluntariados asociados a la cultura, a la ciencia, a la inserción de estos pequeños a una realidad de oportunidades reales de exploración y descubrimiento. Abramos mentes, abramos corazones.

-          Personal especializado que ACOMPAÑE Y ACOJA uno a uno a los niños que se van incorporando a los hogares, brindándole la confianza y el apoyo que requieren tiempo completo.

-          Personal especializado para que puedan trabajar focalizándose en revertir o al menos minimizar los procesos de desarrollo que no han sido debidamente estimulados (lenguaje, motor, etc) y optimizar los tiempos perdidos.

 -          Contar con terapeutas ocupacionales, especialistas en lenguaje, entre otros profesionales que apoyen el desarrollo de los niños.

 -          Incentivar la lectura entretenida, haciendo de los libros un pilar fundamental en el desarrollo del pensamiento y lenguaje.

 -          Contar con personal capacitado para que ejerza la meditación y el yoga como una forma de vida pacífica, conectados con sus sentidos.

 -          Contar con programas de meditación y yoga para niños

 -          Programa de ejercicios físicos diarios para niños y adultos para mantener e interiorizar una vida saludable.

-          Continuar con el apoyo de nutricionistas para dietas balanceadas.

-          Contar con programas artísticos que promuevan la creatividad y la expresión de emociones a través de la danza, música, escultura, pintura, cine, etc.

 -          Contar con profesionales y alumnos que puedan apoyar a los niños en las ciencias, la experimentación y la formulación de hipótesis, en alianza con Institutos y Universidades.

 -          Mayor conocimiento y puesta en práctica de algunas prácticas de Homeschool (según la pertinencia).

 -          Experiencias prácticas y visitas recreativas y pedagógicas a múltiples lugares  (alianzas con empresas de transporte, universidades, empresas).

-          Adultos que tengan claridad respecto a la importancia de ser modelos pacíficos en la resolución de conflictos.  Los niños aprenden de los ejemplos del actuar de los adultos.

 -          Adultos que tengan claridad de la importancia de la no violencia en todos sus sentidos (sin gritos, sin empujones, sin tirones de pelo, sin IGNORARLOS).

-          Coordinación y elaboración de programas de voluntariados, bajando los niveles de azúcar que se les regala a los niños (bolsas de dulces ) y equilibrándolos con ayudas de diferente tipo (juegos, libros, etc

-          Lugares, momentos y tiempos apropiados para que las familias vuelvan a CONECTARSE con sus hijos. Facilitadores y mediadores para enseñar nuevas estrategias pacíficas y diarias basadas en el amor, para que no solo los niños tengan un RENACER, sino que también sus familias sanen sus heridas y puedan RECOMENZAR a amarse ellos para luego amar a sus hijos. ACOMPAÑAMIENTOS EN CRIANZA RESPETUOSA.

 Estas propuestas reflejan que estos pequeños requieren nuevos modelos, nuevas estrategias, una nueva forma de ser, de sentir, de pensar y de actuar. Por eso es clave el rol de los adultos a cargo.

Propongo un espacio de luz en que cada niño y niña se sienta refugiado, querido, contenido y confiado. Propongo un ambiente de amor, en que lo niños tengan la posibilidad de renacer en el amor, que puedan volver o comenzar a sentir que son amados, que son especiales y que merecen ese amor. De esta manera aprenderán a amar a otros, y poco a poco su corazón herido volverá a confiar en sí mismo y en los demás.

Su nivel de cortisol disminuirá y poco a poco volverán a sonreír, a jugar y a sentir como los niños que son.

 Este es mi pequeño aporte que he enviado con todo mi cariño a los directivos de SENAME y de otros hogares de mi ciudad.

  Si estás de acuerdo, comparte con tus amigos y así podrá llegar a otras instituciones de mi querido país.
 

contacto

linked in

fondo de credito solidario

Sitio desarrollado y hospedado en Dirección de Tecnologías de Información - DTI - 2009 / Universidad de Concepción - Concepción - Chile