Estudiantes de Derecho recibieron becas creadas por exalumnos

becados derecho 2.jpg

Siguiendo el ejemplo de un grupo de abogados de la Araucanía que el año pasado instauraró una beca para un estudiante de esa zona, ocho generaciones de egresados de la carrera de Derecho decidieron unir sus esfuerzos para apoyar a otros alumnos.

Así, doce estudiantes de Derecho recibieron las becas que consisten en ayudas económicas, de diversos montos, para sus gastos de manutención en la ciudad.

El Decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, Dr. José Luis Diez, señaló que esta iniciativa nació de forma espontánea por parte de los profesionales y afirmó que esta acción “demuestra, una vez más, el apego que los egresados tienen con su Facultad, pero también refleja su espíritu solidario”.

De acuerdo al académico, son cerca de 120 los exalumnos que están aportando recursos para estas nuevas becas, que se suman al beneficio que entregan abogados de la Araucanía, “de modo que ahora tenemos un número importante de jóvenes de pregrado que van a tener la posibilidad de seguir estudiando de forma más holgada gracias a estas ayudas”.

El Dr. Diez felicitó a los beneficiarios “porque sus méritos los hicieron acreedores de estas becas” que, dijo, pueden ser “un nuevo estímulo para su buen rendimiento académico”.

Por su parte, la Directora de la Unidad de Exalumnos, Dra. Paulina Astroza, agradeció el gesto de los abogados de las distintas generaciones, “que han materializado algo que nosotros hemos tratado de difundir y proyectar al resto de la comunidad, que aquí no solo se trata de dar formación académica, sino de crear comunidad, crear vínculos, estrechar lazos”.

A su juicio, estos “son los intangibles que nos acercan a nuestros ex alumnos y que también nos distinguen de otras facultades de Derecho y de otras universidades”.

El abogado Fernando Saenger indicó que su generación (1985) comenzó a organizarse luego del encuentro de exalumnos de los 150 años de la carrera, para crear una beca en memoria del compañero de curso Daniel Salazar. “Se juntaron fondos suficientes y hoy los estamos entregando al beneficiario (…) la idea es apoyarlo hasta el final de la carrera”, afirmó.

“En una sociedad en que la solidaridad está super dejada de lado, en donde todos piensan solo en su futuro, es importante aportar y también demostrar que los valores universitarios que nos entregaron producen su efecto”, señaló la ex alumna Claudia Iturrieta (generación 1987), quien contó que la idea fue impulsada fundamentalmente por profesionales que tuvieron becas universitarias durante su formación.

Felices por el apoyo de los exalumnos se mostraron los estudiantes de tercer año Pablo Navarro y Valentina Gutiérrez, quienes llegaron de Osorno y Yungay a estudiar a la UdeC.

“Me beneficia bastante, porque soy de otra región (…) me da más estabilidad y tranquilidad para estudiar”, señaló Pablo, quien contó que con estos recursos puede costear parte de su pensión, transporte y otros gastos.

Para Valentina, esta beca “es un beneficio tanto pecuniario como emocional, es un ayuda que me va permitir viajar a mi casa más seguido; hay más ingresos y no hay que limitarse en ese sentido. Es una ayuda que me va a servir mucho”, puntualizó.

Las becas recibieron más de 50 postulaciones y, para su evaluación, la carrera contó con el apoyo de la asistente social de la UdeC, Nelly Garcia, quien recibió un reconocimiento durante la ceremonia realizada en el auditorio de la Facultad.

Nota publicada por Panorama UdeC

 Anterior                                                                                           Siguiente

contacto

linked in

fondo de credito solidario

Sitio desarrollado y hospedado en Dirección de Tecnologías de Información - DTI - 2009 / Universidad de Concepción - Concepción - Chile