Recorrido por un paisaje simbólico en las esculturas de Said Rumié

columnas.jpg

Johanna Martin Mardones
Licenciada en Artes Plásticas, mención pintura
Magíster en Literatura Hispanoamericana
Diplomada en Gestión Cultural y Comunicación
Johannamartinm@gmail.com

 

Ruptura, incisión, golpe, explosión, mezcla y fragmentación son algunos conceptos que parecen estar contenidos en las esculturas presentadas por Said Rumié bajo el nombre de “Bitácora de un Simio” en la Casa del Arte de la Universidad de Concepción que permanecerá desde el 27 de abril al 11 de julio de 2017.

Las esculturas que presenta con material de desecho arman un universo simbólico fragmentado entre materiales que confluyen en diálogo en cada figura bi y tridimensional cuyas formas, de alta pregnancia icónica, muestran en su construcción final objetos con importantes rasgos expresionistas que al ser trabajado con elementos reciclados pierden su función y condición primaria para, a partir de su intervención des y re constructiva, construir una realidad nueva.

“Bitácora de un simio” se convierte en un viaje que se emprende pero que nunca termina; en la forma contenida en el espacio que capta realidades múltiples vividas por el artista en su transitar por el mundo, ahora simio, en un proceso de reciclado para dejar constancia temporal de la circunstancia de cada material rescatado de la muerte, aparentemente simbólica, para darle vida en la unión-comunión con otros elementos que han sufrido la misma suerte. Así, esta nueva construcción de vida, resume la trayectoria recorrida por los materiales en una síntesis que lanza un grito violento y orgánico que en su expulsión construye imagen, símbolo y palabra. En esa remoción el escultor logra ir más allá de la construcción de una imagen volumétrica, porque la explosión crea relato, contenido y verso. Los objetos escultóricos aparecen en una conversación, que se torna conversión, más allá de sus propios límites físicos y orgánicos, lugar donde se encuentran y reúne con el espectador que lo recibe en el estallido de un ruido desesperado donde ya no es posible discernir su procedencia. De ahí que los materiales aparezcan intervenidos por un gesto atávico (animal-simio), no por ello menos humanizado, vinculado a la ruptura y al rasgado y no a una intervención blanda y delicada (humana), no necesariamente humanizada. No importa que las esculturas estén contenidas en espacios acotados, porque el lenguaje trabajado por el artista se expande más allá de esos límites.

Es por ello que no se plantea la “bitácora de un artista”, sino la mirada atenta de un “simio” que en su carácter primario y elemental descubre rompiendo, crea destruyendo para revelar aquello que, en silencio, espera ser expulsado y que el humano en su condición sólo humana no podría escudriñar entre la piedra y la madera, el fierro y la piedra, la madera y el fierro. Hay en las esculturas de Rumié una cercanía con lo elemental de las cosas, el inicio, lo primitivo y también con la ingenuidad de aquello que no requiere, en apariencia, gran elaboración para comunicar. La verdadera comunicación que se traspasa al espectador fluye en la tensión de los materiales que se ponen en juego, en los elementos lineales que también se comunican bajo esa tensión  y en el diálogo violento que se escucha y que hace visible y recorrible una ritualidad simbólica oculta en los materiales despreciados por su condición de ruina y desecho.

El trabajo del escultor Rumié lleva implícito la presencia de lo humano en un juego donde la figura esta aparentemente ausente, pues su trabajo obedece a la mirada atenta de un ser que debe convertirse en simio (volver al origen) para rescatar con sensibilidad y empatía y hacer visible elementos cargados del habitar humano, tan humano que el artista necesita desprenderse de lo humano para descubrirlas. Eso es “Bitácora de un simio”, al igual que el trabajo desarrollado a lo largo de su carrera como el escultor lo expresa al referirse a su obra en el catálogo de esta exposición “el lenguaje tridimensional, de manera desmembrada, abrupta, rugosa y contrastada con espacios pasivos, silenciosos que afloran y crecen  en la materia”.

Anterior                                                                                            Siguiente

 

contacto

linked in

fondo de credito solidario

Sitio desarrollado y hospedado en Dirección de Tecnologías de Información - DTI - 2009 / Universidad de Concepción - Concepción - Chile