La “Jubilación” de las AFP

nicole_2.preview_0_0.jpg

Por Nicole Carvallo C.
Ingeniero Comercial / Economista.
www.economiachile.com

 

El día en que la mayor esperanza de vida fue vista “de reojo” por analistas, dado que saldría “más caro el ítem: adulto mayor”, vi que estamos en un país frío que sólo rinde pleitesía al dinero y la calidad de vida es sólo...una frase bonita. Increíblemente, llegar a la tercera edad se ha visto como un problema…y fue ahí cuando quedó en evidencia que no hay esperanza de salir del sub desarrollo.

Siempre he recalcado que la ciencia económica está lejos de ser una ciencia exacta. Los datos, estadísticas y cálculos son herramientas que permiten inferir y analizar temas económicos. Un famoso economista alguna vez dijo: “La economía es el arte de sacar todo el partido a la vida”…algunos lo han llevado a la practica en forma magistral. La economía ante todo es una ciencia social.

Emitir juicios de valor no es lo que debieran hacer periodistas, economistas y todos quienes están comentando sobre las AFP en la prensa. Lamentablemente, cuando hay que criticar, es inevitable plasmar lo que uno piensa. Tampoco hay que ser economista para ver lo evidente.

Los análisis numéricos abundan como nunca. Análisis sociales escasean. Los chilenos se han manifestado en forma pacífica y clara, sin desmanes y sin encapuchados,  en contra del sistema de AFP pues la paciencia se agotó. Un sistema creado hace 35 años en un escenario económico, social y político muy distinto al actual. No criticaré lo ocurrido a principios de los 80, pues era un Chile distinto y lo que ahora urge es solucionar la debacle en el sistema previsional chileno.

Una pincelada: Existen 6 AFP en nuestro país, en las que usted está obligado a cotizar el 10% de su sueldo. Su AFP lo invierte  para  generar utilidades que “aumenten el capital de los cotizantes”, de acuerdo al tipo de fondo en que usted esté. Cinco fondos: desde el más al menos riesgoso. Usted trabaja toda una vida, obligado a cotizar en AFP y al jubilar obtiene una pensión con la cual “tendría” que vivir…no sobrevivir. Por favor, basta de poner el mismo ejemplo: “si cotizó 30 años y juntó 30 pesos que antes iban a durar 15 años ahora tienen que durar 20 años, por ello la pensión será menor.”

Si a usted no le parte el alma ver filas de abuelitos cobrando pensiones miserables, no siga leyendo. Un economista no estudia para hacer gráficos, comentar con lenguaje técnico  y/o saber todas las jugadas estratégicas para hacer negocios redondos. Un economista o ingeniero comercial, debe estudiar por vocación y esto implica buscar la forma de mejorar la calidad de vida, y ello no es solamente dinero, es también tranquilidad, seguridad, acceso a salud, y muchas cosas que forman parte del ser humano. Es vivir con dignidad.

Me parece maravilloso que la esperanza de vida sea más alta, se veía venir y el país tiene que hacer los ajustes para asegurar que la cantidad de años de vida sea acorde a la calidad de vida…para eso hay muchísimos profesionales en altos puestos y muchos asesores que pueden crear el sistema que corresponde para que esa fila de abuelitos no vivan sólo de pan y te, sólo algunos días pueda tener calefacción…¿y la salud, cuentas básicas, etc? ¿Trabajar toda una vida y después “sobrevivir”?

Las AFP también jubilaron. En los últimos años han tenido rentabilidades superiores al 30% anual, lo que les permite vivir cómodamente ¡Es hora que “jubilen”!  Es imperativo crear ahora otro sistema previsional. ¿Cómo es posible que 6 AFP controlen el mercado? Con el dinero que las personas cotizan las AFP obviamente tienen que invertir para obtener utilidades y llama la atención profundamente que las mayores inversiones las hacen en el sector bancario y en empresas como LATAM, Falabella, CENCOSUD, CMPC, COPEC… ¿Quiénes son los principales accionistas de estas empresas? Es un círculo vicioso…del que es difícil salir, pero no imposible.

Por eso acá no pretendo poner datos, estadísticas y gráficos porque “esto” pasó la línea de un mercado que simplemente “funciona  mal”, pues llegamos a un punto en que el tema social no está en la agenda de prioridades.
Crear un nuevo sistema o mejorar el actual es un tema mayor. He leído mucho en la prensa y redes sociales y no hay propuestas o ideas, solo la repetitiva historia de cómo se crearon las AFP, cuales son y un sinfín de datos que a la gente no le interesan. Crear algo mejor implica ir descartando primeramente algunas ideas que algunos creen será la solución:

1.    El sistema de reparto: Inviable. Es un sistema donde el Estado y Empleador aportan a la jubilación. Si los empleadores tuviesen que “subsidiar” la jubilación de sus trabajadores disminuirán sus utilidades, ante lo cual reducirán sueldos o habrá despidos. Peor el remedio que la enfermedad. (Acá no es posible compararnos con Europa en temas previsionales pues estamos a años luz de tener las mismas condiciones laborales, económicas, sociales y culturales)

2.    Crear una AFP Estatal: No creo que, con la crisis de confianza existente, alguien quiera que el Estado sea quien administre su dinero.

3.    Sacar el dinero de la AFP e invertirlo: las ideas van en la línea de destinar el dinero a la compra de un bien raíz, un departamento por ejemplo, y arrendarlo. Así viviría de sus rentas sin mayores problemas. ¿Que podría ser malo en esta idea? Que si todos o la gran mayoría de los jubilados pudieran retirar su dinero, comprar un departamento y arrendarlo crearía un sobrestock o exceso de oferta que haría disminuir drástica y generalizadamente los precios de los arriendos, con el riesgo incluso de no poder arrendarlos. O que no les paguen el arriendo…y seguir pagando las contribuciones de este bien raíz. No olvidemos que los bienes raíces pagan impuestos. (y si no lo invierte…sería como ganar un premio, llenarse de “amigos” y… ¿en un año quedaría dinero?

Pongamos  temas y frases sobre la mesa para debatir y buscar la solución óptima:
-    La regulación a las AFP: El organismo regulador debe ser autónomo.
-    “La jubilación es baja porque hubo lagunas previsionales y bajos sueldos”
-    “La pensión es baja, pero usted podría haber ahorrado” (Sin comentarios)
-    ¿Es posible dejar que las personas escojan si quieren o no estar en una AFP? ¿Por qué tiene que ser una obligación?
-    ¿Es posible que las pensiones sean administradas por organismos SIN fines de lucro?
-    ¿Y la inflación? No he escuchado el rol de la inflación en el debate.
-    ¿Qué ha pasado en los últimos años que las AFP tuvieron utilidades tan altas? ¿Mejores inversiones? ¿Se han traspasado a los cotizantes?

Dejando críticas e interrogantes de lado, es urgente la búsqueda y creación de un sistema que permita vivir más y mejor, no sobrevivir. Simplemente las actuales pensiones no alcanzan para vivir. ¿Quién quiere vivir 90 años en tristes condiciones? Asegurar la calidad de vida es imperativo. Ya no necesitamos lecturas, debates y estadísticas que marean a cualquiera. No hay más análisis que hacer, pues está hecho, socialmente, desde el momento en que vemos abuelitos pasando miserias.

 “Esperanza” de vida. Esperanza de una sociedad que celebre la longevidad y busque los ajustes para asegurar su dignidad y calidad de vida. Acá no entra la política, los ajustes se hacen con una sola cosa: VOLUNTAD. La que necesita una gran cuota de empatía y humanidad. ¿En qué momento Chile vio sólo los intereses económicos y no la tremenda oportunidad y fortaleza de tener más adultos mayores? ¿En qué  momento los economistas dejan de hablar temas políticos y mostrar miles de datos y gráficos y no se enfocan en lo importante? Las estadísticas son personas con nombre y apellido, que escuchan noticiarios donde hablan tecnicismos mientras toman el último tecito del día, que ya no tiene color, porque lo han hecho rendir para varias tazas. Eso, señores, debe ser la motivación y prioridad  de quienes hacen las políticas económicas en nuestro querido y sufrido país.

Anterior                                                                                             Siguiente
 

contacto

linked in

fondo de credito solidario

Sitio desarrollado y hospedado en Dirección de Tecnologías de Información - DTI - 2009 / Universidad de Concepción - Concepción - Chile