Perfiles de Exalumnos

Jorge ok.jpg

Jorge Bizama Gallegos, Director Cowork SocialB de la Fundación Social Novo Millennio
 

“Hoy la revolución es hacer empresas con sentido, con posibilidades de realización personal”

 

 

Bastan unos minutos con Jorge Bizama para contagiarse con su entusiasmo y compromiso hacia su trabajo y su profesión, sin embargo, reconoce que su interés por la Ingeniería Comercial nació por iniciativa de su familia. A él en principio le gustaba la Psicología, una carrera humanista dedicada a trabajar con personas, pero su mamá, que era emprendedora, soñaba con un hijo ingeniero comercial. Como también tenía habilidades matemáticas, pensó que sería una buena opción para él estudiar una profesión que integrara las dos áreas, humanista y matemática, y donde no necesitara estudiar biología y química, que definitivamente no eran lo suyo.

Hasta que terminó el colegio vivía en San Rosendo, así que su traslado a Concepción en 2010 para iniciar la vida universitaria fue descubrir el mundo. Recuerda que rápidamente se formó un grupo de ocho amigos que una semana estudiaban y a la siguiente carreteaban.

De la vida universitaria valora especialmente “el ecosistema que ofrece la UdeC, con movilizaciones y política universitaria”.  Afirma que participar del consejo de estudiantes de la carrera le permitió desarrollar habilidades blandas y acceder a un mundo de redes al interior de la UdeC y con otras universidades. “Me relacioné desde el primer año con estudiantes de cursos superiores, empresarios y exalumnos, y eso elevó mis expectativas. El mensaje más potente que recibí de parte de ellos fue no centrarme tanto en las notas, sino en formar redes y participar de proyectos, dividiendo el esfuerzo entre estudios y práctica”, sostiene.

Formar parte del programa de Responsabilidad Social Universitaria de su Facultad fue fundamental para convencerse de que había elegido bien al ingresar a Ingeniería Comercial “RSU fue lo que me enamoró de la carrera. Con ramos como Cálculo o Derecho no me imaginaba como iba a ser mi vida profesional y cuando empecé a trabajar con microempresarios fue enriquecedor personal y académicamente”, señala. Participó de este programa durante toda la carrera, llegando a ser su director.

Como los paros le dejaban tiempo libre, conoció el Proyecto San Rosendo, que impulsaba la Universidad para apoyar el desarrollo de esa zona , y decidió sumarse. Durante un año participó de reuniones y aportó a su comuna en el área de desarrollo productivo, mediante capacitación a microempresarios y asesoría en la postulación a fondos públicos. Jorge comenta que ser de San Rosendo fue una ventaja porque “conocía a la gente y por eso les daba confianza y además adaptaba el lenguaje para que no fuera tan técnico”.

Con esa experiencia, en 2013 comenzó a trabajar en generación de planes de negocio, gestión de micro-empresa y postulación a fondos concursables de SERCOTEC, de manera independiente, junto a su compañera Francisca Cerda.  Luego, invitados por la  profesora Michelle Tobar, se integraron como ingenieros de apoyo en proyectos de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo de la UdeC, a cargo de la formulación de evaluaciones socio-económicas, presupuestos y formulación de Carta Gantt, en la postulación a fondos públicos.

Su práctica profesional la desarrolló en IncubaUdeC, Incubadora de negocios de la Universidad de Concepción, donde contribuyó a desarrollar el plan estratégico de la organización y fue formulador de proyectos para empresas innovadoras.

Cowork SocialB

 Jorge se tituló en 2015 y recibió varias ofertas de trabajo, pero en sus años de trabajo con la profesora Michelle Tobar en la UdeC ya había nacido la inquietud de formar parte de una incubadora social, un organismo formal con profesionales ciento por ciento dedicados al emprendimiento con impacto social. Esto coincidió con el trabajo que venía desarrollando la Fundación Social Novo Millennio, al  apoyar proyectos como la Lavandería Industrial 21, que aborda la inclusión social dando trabajo a jóvenes con síndrome de down, y que quería establecer una plataforma de emprendimiento e innovación social.

Jorge fue el encargado de formular  el proyecto del Cowork SocialB  y de postular a los fondos de CORFO que permitieron que se hiciera realidad. Por eso, cuando la fundación le ofreció hacerse cargo del cowork, ya estaba comprometido con la iniciativa. Para él resulta fundamental trabajar en temas sociales en la perspectiva de generar desarrollo económico, no asistencialismo, y cree firmemente que “así como en un momento la revolución fueron las tecnología de información, hoy la revolución es hacer empresas con sentido, con posibilidades de realización personal”.

Cowork SocialB  comenzó a funcionar en marzo de este año y fue oficialmente inaugurado en abril. “Su objetivo es generar una comunidad de emprendimiento social y sensibilizar que a través de la innovación se puede emprender con sentido. Ofrecemos espacios de trabajo colaborativo para que los emprendedores puedan conocerse y compartir experiencias, y tenemos dos ingenieros comerciales que asesoran con apoyo integral”, detalla Jorge.

El exalumno explica que el nombre del cowork  deriva de su decisión de apoyar emprendimientos sociales que se conviertan a futuro en Empresas B, nombre con el que se conoce a las empresas con impacto social y/o medioambiental y no solo con impacto económico. Explica que si bien en Santiago hay numerosas empresas que se han certificado como tales, en la región el tema es desconocido. En sus primeros meses de funcionamiento, el cowork  ha desarrollado seminarios y reuniones para posicionar el sistema B y están ofrecen acompañar a las empresas que apoyan en el proceso de certificación frente a la consultora estadounidense B Lab.

El ingeniero comercial señala que uno de sus desafíos más importantes es ganar un fondo SSAF-S (Subsidio Semilla de Asignación Flexible para el Apoyo de Emprendimientos de Innovación Social) de CORFO, que  permitiría al Cowork contar con capital para cofinanciar proyectos, además de ofrecer espacios de trabajo y asesoría. También quieren organizar el Festival Internacional de Innovación Social (FIIS) en Concepción.

Jorge indica que actualmente Cowork SocialB  está apoyando tres proyectos- uno de ellos finalista en un concurso y que ya tiene asegurado el financiamiento para 6 meses- y que los emprendimientos que quieran integrarse deben completar el formulario de postulación en su página web  y agendar una reunión.

Los nuevos profesionales

Basado en su experiencia, Jorge invita a los jóvenes a comenzar a trabajar desde su etapa de estudiantes. “Egresar sin haber hecho nada es un comienzo muy difícil. Yo les recomiendo trabajar gratis, conocer emprendedores, aprender de la experiencia de otros. No pensar tanto en las lucas, sino en ganar experiencia, porque a través del trabajo o el voluntariado aprendes cómo funcionan realmente las cosas”.

Volver a Entrevistas                                                                      Siguiente

contacto

linked in

fondo de credito solidario

Sitio desarrollado y hospedado en Dirección de Tecnologías de Información - DTI - 2009 / Universidad de Concepción - Concepción - Chile