Demasiado bueno para ser verdad

nicole.jpg

Por Nicole Carvallo C.
Ingeniero Comercial / Economista.
www.economiachile.com

 

 

Navegando por internet es común que aparezcan ventanas emergentes con  mensajes como “sin jefes y sin horarios”, “con un monto mínimo y media hora en su computador puede vivir confortablemente” y así… el enganche es que con una inversión que varía, se puede obtener altísimos ingresos mensuales. También aparecen los datos de amistades que dicen “mira invertí $10.000 y el primer mes gané $100.000”… Suena bastante tentador, más confiable aun cuando el dato proviene de alguien cercano.

Con esto me refiero a las famosas estructuras piramidales de inversión, que hace unas semanas nuevamente estaban en la prensa con muchas personas que habían perdido sus ahorros ya que la empresa de inversiones  había cerrado y nadie daba la cara.
En temas de ahorro e inversión siempre hay una cuota de desinformación lo que nos hace vulnerables. Invertir 10 y tener retornos mensuales de 100, 200 o más, claramente resulta sumamente atractivo, ya que en la banca tradicional los retornos no son comparables.  Un factor clave a la hora de invertir es conocer la característica del inversionista: riesgoso o cauteloso. Por ejemplo en inversiones en fondos mutuos existen cinco tipos de fondo, dependiendo del nivel de riesgo y rentabilidad: a menor riesgo hay menor rentabilidad, por ende este tipo de inversionistas se queda en el fondo que entrega menos retornos, pero con la certeza que no perderá el dinero. En el extremo están los fondos más riesgosos, donde puedo ganar, más pero el riesgo es mayor. Podemos decir que depende de las personas absolutamente qué riesgo toman en base a mis características y a lo que estoy dispuesto a perder…o ganar.

El esquema de pirámide efectivamente otorga algunos retornos, pero solamente a los que están en la cima…y si “agrego” a más personas (y ellas a otras más) al negocio, los beneficios serán mayores. De ahí el apuro en entrar en esto, pues los que entran primero obtienen mayores beneficios. En el largo plazo esto es insostenible, pues la cantidad de involucrados es como una red gigante a la que no se podrá “cumplir”.

Remontándonos a la historia, en el siglo XIX ya habían ocurrido hechos similares, siendo uno de los más famosos, y porque no decirlo, un experto, el italiano Carlo Ponzi (Ud. puede buscar información sobre ello y encontrará el famoso esquema Ponzi). Claramente, este señor hizo una fortuna hace un siglo…la pregunta es ¿Porqué las personas aun siguen “cayendo” en este tipo de estafas?

Como hemos dicho, esto no es algo nuevo, lo de “AC Inversions” hizo caer aproximadamente a 5.000 personas, y cada una de ellas no perdió en miles, perdió en millones, porque claramente la idea era invertir la mayor cantidad posible, así la ganancia seria muchísimo mayor.  Estas personas “invirtieron” sus ahorros de toda una vida, en muchos casos.  

La información existe, el punto es que las personas no investigan y no preguntan. No culpo a los afectados, pero existe un grado de ambición grande en el que tener un trabajo común no es visto como “el camino al éxito”. El éxito financiero parece estar relacionado a obtener dinero rápido al mínimo esfuerzo. Hoy la información está disponible en todas partes, por ejemplo, si un banco ofrece una rentabilidad de 2%... ¿no es “raro” que alguien me ofrezca una rentabilidad que supere con creces esa barrera? ¿Por qué no desconfiamos de esta “panacea”? Si en la calle me ofrecen un Iphone a $ 30.000 de inmediato pensamos que es robado. ¿Por qué no ocurre lo mismo (guardando las diferencias) en este tipo de negocios?

No se desconfía, pues quienes ofrecen estos negocios tienen una capacidad increíble de convencimiento. Quienes están dentro del negocio lo ofrecen a sus familias y cercanos…y obviamente si un hermano o pariente me invita a participar de esto porque es “el negocio del siglo”, por supuesto que uno va a creer. Quienes recomiendan estos negocios tampoco lo hacen de mala fe, sino que efectivamente vieron en ello un negocio millonario, y entre más personas integre mayores beneficios. Nunca se investiga que hacen realmente con el dinero que las personas han entregado como inversión.

Disculpe la comparación, pero esto es como las cadenas que antes circulaban de puerta en puerta y hoy llegan vía correo electrónico, en que si no hago lo que dice la cadena pueden caer mil fatalidades. Guardando las diferencias, el grado de ingenuidad es el mismo. Necesitamos que nuestra sociedad desde la infancia sea educada al respecto, hoy la generación adulta pide créditos de diversa índole sin saber que es el CAE (Costo anual equivalente), lo que haría que pudiésemos comparar quien ofrece un CAE menor. Las tentaciones existen en todo ámbito, como comprar un producto en la calle al 10% de su precio real.

Siempre será menos tentador invertir o ahorrar en un banco, pero es un sistema que cuenta con respaldos, como la Superintendencia de Bancos. En los negocios piramidales no hay mecanismos de regulación, pues como AC Inversions es probable que existan muchas más operando al amparo de la confianza, la nula regulación y lo tentador que resulta el negocio. Antes de invertir siempre investigue, lea algo al respecto, pregunte y no confíe en algo que ofrece rentabilidades infinitamente superiores a lo tradicional o conocido. Recuerde la historia del Iphone 6 que en la calle estaban vendiendo sellado a $30.000 y que usted vio en televisión o en las tiendas que supera los $500.000… ¿Raro? …¿o No?

  Anterior                                                                     Siguiente

contacto

linked in

fondo de credito solidario

Sitio desarrollado y hospedado en Dirección de Tecnologías de Información - DTI - 2009 / Universidad de Concepción - Concepción - Chile