Perfiles de Exalumnos

Lilita.jpg

Lidia Hernández Astudillo, profesora de Inglés

“Estoy feliz, esperando que llegue el minuto de reencontrarme con mis compañeros”

 

A la exalumna Lidia Hernández siempre le gustó la idea de ser profesora. El Inglés, además de llamarle la atención en forma natural, le pareció una herramienta muy potente para su desarrollo. Por eso al momento de postular a la Universidad, Pedagogía en Inglés fue su única opción.

Ingresó el 1967 y se tituló en 1973. “Fueron años complicados, porque la Universidad estaba muy polarizada. Eran tiempos de mucha efervescencia política. En el Instituto de Inglés era distinto, porque estábamos separados de otras pedagogías. Estudiábamos sólo ramos de Inglés los tres primeros años y luego los de pedagogía. El Instituto era muy riguroso y nos dedicábamos principalmente a estudiar”, recuerda.

“La relación con los compañeros era estupenda. No éramos muchos y todos nos conocíamos. Se compartía mucho en los grupos de estudio. En esa época celebrábamos la Semana del Inglés con un carrete estupendo, la presentación de una obra de teatro y elección de reina y rey feo”, señala la profesora.

Una vida laboral diversa
Al egresar, Lidia trabajó dos años como profesora en Talcahuano. “Empecé trabajando pocas horas en distintos colegios, y luego hice reemplazos, pero nada estable. En eso se produjo una vacante de secretaria en el departamento de Inglés, donde yo tenía mucho contacto con los profesores. Estuve 11 años en el departamento y fue una experiencia buenísima, porque me sentí muy querida y acogida por los profesores, a quienes recuerdo con mucho cariño”, sostiene.

Luego volvió a la docencia. “A esas alturas ya estaba casada y con dos hijos, que estaban entrando al colegio y necesitaban más a la mamá. Comencé a hacer clases en las mañanas en la Escuela España y pasaba las tardes con ellos. Compartir con adolescentes me permitió estas más cerca de mis hijos, porque me decía “mis hijos son como estas niñitas”. Estuve 15 años en la Escuela España”, detalla.

En sus inicios profesionales, Lidia había tenido una breve, pero muy satisfactoria experiencia trabajando como Bibliotecaria en el Instituto Chileno Británico y eso la instó a postular años más tarde a ese cargo en el Instituto Profesional DUOC. “Creo que tengo alma de Bibliotecaria y lo que más me gustó de ese trabajo fue todo lo que leí, todo lo que aprendí. El Instituto tenía carreras muy distintas a la mía, como el área Audiovisual y de Diseño. Se me abrió todo un mundo”, destaca.

Nueva etapa
Hace cuatro años, Lidia dejó de trabajar e inició una nueva etapa. “Mi marido también está en la casa y tenemos un interés común que es una parcela, y también soy voluntaria en el Hogar Los Boldos, para pacientes con cáncer, y esa es una actividad muy gratificante para mí. Antiguamente existía el concepto de que el voluntariado era para personas que no tenían nada que hacer y prácticamente una entretención, pero si uno se lo toma responsablemente es un gran compromiso. Para mí es una actividad permanente”, sostiene.

Lidia inició su voluntariado en la fundación antes que su hijo, Silvio Canese -abogado de la UdeC, músico y director regional de Un Techo para Chile- padeciera esa enfermedad, producto de la cual falleció hace 3 años. “Estaba allí desde antes de la muerte de mi hijo, sin imaginar que me iba a tocar vivir esa experiencia”, señala.
 

A la espera del reencuentro
Lidia vivió la UdeC como alumna, como funcionaria y también como madre, ya que sus hijos Silvio y Carla estudiaron en la Universidad, Derecho e Ingeniería Comercial, respectivamente. “En mi época de estudiante tuve una relación muy cercana con mis compañeros y trabajar tantos años en el departamento y en colegios me permitió conocer a muchas generaciones de profesores .Como mamá también compartí mucho con mis hijos y sus amigos en la época de la Universidad”, destaca.

“Estoy muy contenta. Feliz esperando que llegue el minuto de reencontrarme con mis compañeros, de ver a la gente de mis tiempos y también de otras generaciones”, manifiesta con entusiasmo Lidia, la primera exalumna en adherir al 2º Encuentro Nacional de Exalumnos.

Volver a la Portada
 

contacto

linked in

fondo de credito solidario

Sitio desarrollado y hospedado en Dirección de Tecnologías de Información - DTI - 2009 / Universidad de Concepción - Concepción - Chile