selmanok2.jpg

"Estudié la carrera de Medicina en la Universidad de Concepción y egresé el año de 1970. Mi vida universitaria fue maravillosa e intensa. Me recuerdo caminando todos los días de mi casa al campus universitario, tomar leche malteada con mis compañeros y amigos, jugar ajedrez y tratar de componer el mundo que parecía tan grande y tan lejano.

En el año de 1973, cuando estaba tratando de decidir que haría con mi vida profesional se produjo el trágico golpe de estado y a principios de 1974 salí de Chile huyendo de la violencia fascista.

En México estudié Neumología y posteriormente una Maestría en Biología Molecular. Ingresé al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias hace 30 años, donde he realizado toda mi carrera profesional. Desde temprano en mi desarrollo académico me interesé en las enfermedades fibrosantes del pulmón, un conjunto heterogéneo de padecimientos respiratorios que se caracterizan por destruir el parénquima pulmonar provocando insuficiencia respiratoria y he dedicado mi vida a su estudio tanto de las enfermedades en el humano como en diferentes modelos experimentales. En este campo he publicado más de 200 artículos científicos en revistas de alto prestigio, 35 capítulos de libro y 2 libros.

En estos 30 años he recibido numerosos premios y distinciones destacando el Premio Nacional de Ciencias y Artes, la más alta distinción que el Gobierno de México otorga a sus intelectuales y el Recognition Award for Scientific Achievment of the American Thoracic Society, 2009, premio que otorga la Asociación Americana de Tórax a los investigadores que han realizado las contribuciones científicas mundiales más sobresalientes en el área de pulmón a lo largo de su vida, y que es la primera vez que se otorga a un investigador fuera de Estados Unidos de América.

En abril de este año, nos vimos sorprendidos por un brote epidémico de influenza AH1N1 (generalmente empiezan en el Sudeste asiático) que como saben se transformó en pandemia. En pocos días nos vimos abrumados por numerosos casos que nos obligó a re-estructurar la actividad hospitalaria para hacer frente a la epidemia. Afortunadamente, este nuevo virus, una mezcla de humano, aviar y porcino, resultó menos agresivo de lo que pareció inicialmente, y en más del 98% de los casos, los síntomas fueron leves o moderados, o de gravedad controlable. Desafortunadamente, por razones que aún no son claras pero estamos investigando, hemos tenido alrededor de 100 fallecimientos".

contacto

linked in

fondo de credito solidario

Sitio desarrollado y hospedado en Dirección de Tecnologías de Información - DTI - 2009 / Universidad de Concepción - Concepción - Chile