La Visión del Experto

vigorenaok.jpg

 

Fernando Vigorena entrega sus consejos para insertarse al mercado laboral

Las ideas que ha plasmado en libros como ““No levante muros, construya puentes” y “Empleo 2.0” y en sus  e-books  “La Pasión de Emprender”, “Pequeñas Empresas, Grandes Negocios” y “Construyendo mi propia carrera”, sumadas a su experiencia como conferencista, profesor, consultor  empresarial y columnista, hacen de Fernando Vigorena una autoridad en temas de desarrollo de carrera y emprendimiento.

Desde su oficina en Entrepreneur Consultores Gerenciales, donde se dedica fundamentalmente al outplecement y la consejería de carrera para ejecutivos, entrega su perspectiva acerca del mundo laboral actual y la actitud que deben asumir los profesionales para desenvolverse exitosamente en él.

“En Chile lo que hoy existe por montones es trabajo”, sentencia Vigorena , estableciendo claramente la diferencia entre empleo y trabajo. “El primero es una fuente laboral fija, con un contrato, horario, descripción de cargo, jefe, vacaciones anuales y una supuesta estabilidad laboral, en tanto trabajo es una función sin dependencia  laboral fija, más bien temporal, que puede ser resultante de una actividad por proyecto, por trato, por honorarios o por tiempo definido”, sentencia.

El experto destaca que las estadísticas muestran  que en el país, un 60% de los que trabajan tienen un contrato indefinido y el 40% no lo tiene. “Esto muestra que el trabajo por proyecto, por resultado, por honorarios es lo que está creciendo cada vez más. Por eso, lo que hay que formar en Chile son profesionales con mentalidad independiente, con espíritu emprendedor, porque las empresas quieren menos empleados, externalizan y subcontratan. Los profesionales que se adaptan a esta realidad dejan de ser empleados y empiezan a generar empleo”, asegura.

Para Vigorena, el desafío  de ser exitoso en este contexto implica desarrollar una serie de talentos distintos, idealmente desde la infancia. “El niño que vive en una familia donde hay cosas nuevas, gente que está creando y arriesgando tiene una mentalidad distinta y correrá con ventaja. Como esto no ocurre en todos los hogares, la mejor alternativa sería el colegio, pero lamentablemente toda nuestra educación está pensada para ser dependientes y la creatividad se va matando. Creo que hay que formar profesores que enseñen esas cualidades, que desarrollen la innovación, pero innovación de verdad. Asimismo, en las universidades deberían enseñarse las asignaturas desde una perspectiva distinta, con espíritu emprendedor”.

Vigorena explica que el profesional de hoy debe comenzar a administrarse a si mismo como si fuera una empresa, evaluando sus habilidades y aprendiendo a “empaquetar” adecuadamente su oferta. Hace varios años desarrolló el concepto “profesional de portafolio”, que caracteriza como un profesional que  tiene más de 45 años y se ha quedado sin empleo fijo. “Tiene un portafolio de talentos que vende en el mercado: dicta una conferencia, hace una asesoría, hace clases. Además de saber desempeñarse en esas áreas debe aprender como se emite una boleta de honorarios, como se hace un plan de promoción,  qué proyectos puede vender, como empaquetarlos y a qué precio. Estos aspectos son importantísimos”. A su juicio, ser este tipo de profesional flexible tiene sus exigencias, pero también muchos beneficios, como el manejo del tiempo, la autonomía, las mayores expectativas de satisfacción personal y especialmente, que “en este tipo de desafíos la edad  se transforma en un factor positivo, porque mientras más edad tiene el profesional, más cotizados son sus competencias y talentos”.

 

¿Qué puede hacer un profesional formado en el modelo tradicional y que se ve obligado a cambiar de paradigma?

Eso fue lo que yo mismo viví y desde esa experiencia planteo que el cambio lo tiene que hacer él. Como dice Tolstoi “Todos quieren cambiar el mundo y nadie quiere cambiarse a si mismo”. Yo creo que el camino es autocapacitarse, leer buenos libros, revistas y blogs sobre estos temas. En internet hay mucha información, especialmente en sitios extranjeros.  También es importante conversar con gente que piense distinto, ya sea personalmente o a través de skype, que es una muy buena herramienta para compartir información, también ver buenas películas y reflexionar.

Por otra parte, hay que preparar un modelo de currículum totalmente distinto, aprender a manejarse en las entrevistas y llegar a la empresa no solamente a buscar un empleo, sino a buscar trabajo. 

 

Usted habla de un currículum totalmente distinto ¿Qué características debe tener?

Lo primero que el profesional debe tener en cuenta es que el  currículum no tiene como objetivo buscar trabajo, sino que debe ser diseñado para motivar a alguien a querer conocerlo. No debe hacerse en serie, sino que debe prepararse a la medida para cada postulación. Una vez aclarado este punto, les puedo hacer varias recomendaciones.

Hay que resumir los antecedentes personales sin escribir las palabras nombre, dirección, teléfono, profesión, ocupando sólo la cuarta parte de la primera hoja y no incluir antecedentes innecesarios, como el rut,  nombre de la esposa o hijos. No incluir documentos como títulos y certificados ni tampoco lista de recomendaciones, porque esto se pide sólo después de la entrevista.

En segundo lugar, es  importante incluir en la primera hoja un resumen con los logros obtenidos en el desempeño laboral, que se inicien con verbos activos, como planifiqué o desarrollé. Suele darse mucho valor a la antigüedad y los nombres de los cargos, cuando lo que realmente importa son las realizaciones. Las personas no valen por lo que saben, sino por lo que hacen con lo que saben.

El currículo debe incluir la información de las empresas en las cuales se ha trabajado en forma cronológica inversa. Debe incluirse el nombre de la empresa, una breve descripción del giro, el periodo en el que se trabajó, sólo años, nunca meses. Luego se debe indicar los cargos, sin periodos y una descripción muy breve de las funciones.

La fotografía y las pretensiones de sueldo sólo deben incluirse cuando se lo solicitan, basándose en el último sueldo. El inglés debe destacarse sólo cuando el profesional lo habla, sin indicar porcentajes que habla, lee o escribe. La computación se da por hecho y en cuanto a cursos o seminarios sólo hay que referirse a los 3 últimos años.

El currículum debe ser gráficamente atractivo y nunca sobrepasar las tres páginas. Debe acompañarse de una carta de presentación que resalte las capacidades y logros del profesional frente al cargo específico.



Un problema habitual en los recién egresados es su falta de redes de contacto, o el no saber reconocerlas ni utilizarlas ¿Qué les puede aconsejar al respecto?

Es un drama tremendo, la gente no sabe desarrollar redes de contacto. Cree que porque tiene un amigo que conoció en una fiesta o el primo conoce al gerente de una empresa, tiene una red de contacto.

Para mí, red de contacto es alguien a quien uno puede servir. Yo envío mensajes periódicamente a unas 4 mil personas, sin ofrecerles ni pedirles nada, son sólo reflexiones de los temas que me interesan.  De esas personas, conozco a unas 400 y en 20 años no más de 20 me han pedido sacarlas de la base de datos. Un 0.5 % me responden y establecemos una especie de pin pon, con ellos formo un vínculo a través de un interés común.

A los alumnos por egresar les pregunto si tienen la base de datos de sus compañeros, de sus profesores, de los directivos y administrativos de su carrera. No pueden salir de la universidad sin esa información y tienen que mantenerla actualizada. 

Recomiendo como método para mantener los contactos vigentes enviar un mensaje, aunque sea con los resultados del fútbol a los compañeros, un comentario de cualquier tema que tengan en común, no necesariamente del ámbito profesional, pero tiene que ser corto. También pueden scanear y mandar los avisos de trabajo del diario. Eso hace pensar a los compañeros “Que buena persona es este tipo” y permaneces en su memoria. A los profesores también se les puede enviar información relevante de su especialidad y no olvidar que los administrativos se enteran muchas veces de ofertas laborales que no aparecen en otros medios. Hay que agradecerles por su atención durante el transcurso de la carrera y mantener el contacto.

Luego de eso hay que abrir la base de datos con los parientes, los colegas, los ex compañeros de trabajo que ahora están en otras empresas. Yo estudié en el Liceo 7 y soy el presidente de los exalumnos. Desde hace 25 años organizo las reuniones y las fiestas.

Después de eso se puede recurrir a internet y ampliar la base de datos con los gerentes de recursos humanos de las empresas del área de interés. Enviarles periódicamente un mensaje de saludo o un artículo de interés sirve para irse acercando, sin mandar un cv. A futuro, si alguna vez surge una opción laboral, ya saben quien eres y de tu interés por la compañía.

 

Cuando se ha logrado una entrevista a través de una postulación tradicional el proceso es bastante conocido, pero ¿Qué ocurre cuando el profesional logra acceder a un ejecutivo o dueño de una empresa por sus redes de contacto, sin que exista una vacante específica?

Es muy distinto llegar a entregar un currículum y  pedir un empleo que a conversar sobre la empresa. Creo que lo adecuado sería preguntar como marchan las cosas y tratar de detectar un problema o necesidad. Pueden ser cosas muy simples, como un desorden en el despacho de la correspondencia. Para la empresa sería muy interesante recibir una propuesta al respecto, que el profesional le ofrezca hacerse cargo del tema.

Las empresas están llenas de desafíos. El nuevo profesional tiene que entender que las empresas ahora no compran tu tiempo, sino el resultado de tu tiempo, tu capacidad de agregar valor. De lo contrario, te descartan. Lamentablemente está lleno de gente que acaba de salir de la universidad y pretende usar las mismas herramientas que se usaban en mi época para insertarse en un mercado laboral absolutamente distinto.

Siguiente

contacto

linked in

fondo de credito solidario

Sitio desarrollado y hospedado en Dirección de Tecnologías de Información - DTI - 2009 / Universidad de Concepción - Concepción - Chile