Direccin de Servicios Estudiantiles

“Estos serán los mejores recuerdos que voy a tener de la universidad”: Tras del escenario de la Muestra Artística UdeC


IMG_1829_0.JPG

El jueves 6 de diciembre, la Casa del Deporte recibió a más de 1500 personas, quienes con gran expectación y entusiasmo disfrutaron de la Muestra Artística de la UdeC de fin de año. Organizada por la Unidad de Actividades Extraprogramáticas de la DISE, el evento cultural busca mostrar el trabajo, aprendizajes y talento de los y las estudiantes UdeC a lo largo del semestre.

Una jornada que, durante dos horas, llenó de música, arte y danza a la UdeC. Y donde llama la atención cuánta dedicación y tiempo le dedicaron los y las estudiantes a este evento, a pesar de estar en pleno cierre de semestre, con todo el estrés y carga académica que suele significar eso. No solo ensayaron pasos, acordes y técnicas: también, cada pluma y cada lentejuela de sus trajes fueron cosidos por ellas y ellos.

¿Por qué tomar estos talleres? ¿Cómo aportan a la formación universitaria? ¿Y cuán importante es contar con espacios como este en medio del inminente centenario del plantel? Estuvimos conversando con profesores, estudiantes, padres, madres y autoridades y esto nos contaron.

Un espacio de expresión

Aunque la Muestra Artística comienza a las 7 de la tarde, el movimiento en la Casa del Deporte parte apenas se asoma el sol. Preparación de escenario, ensayos finales de coreografías, pruebas de micrófonos, montajes de pinturas, marcajes y ajustes de luces llenan de ruido, pasos y risas el lugar.

Algunos talleres cuentan con su propia escenografía para las presentaciones: por ahí pasa una plataforma de madera del Ballet Folklórico, donde tres bailarines se zapatearán la vida al ritmo de México; otra alumna del Conjunto Huenuicán transita con una curiosa silla envuelta en una tela blanca y un espejo; y en un rincón, un estudiante con lo que parece ser una colorida mesa de DJ que armó con CD’s viejos y otros materiales reciclados. Se trata del estudiante de Enfermería, Juan Pablo Nahuelcura, quien se prepara para una curiosa aparición en el Taller de Hip hop:

“Estuve lesionado y recién me recuperé el lunes. Pero la profesora, Pamela Herrera, es súper comprensiva y me dio la oportunidad de participar así, en un rol secundario, haciendo de DJ”, explica. Para él, este taller ha sido un importante espacio de recreación “porque, al menos en mi malla, eso no existe. Para mí esto es expresar el arte que nos identifica y pasarla bien”, declara.

Su compañera de taller, la estudiante de Derecho, Javiera Lecaros, se siente de manera similar: “Es primera vez que participo en un taller de la universidad. Encuentro que ha sido un factor de distracción y relajación súper importante y me gusta que se den estos espacios, porque ir a la universidad no es solo estar en una sala de clases. También hay que preocuparse de la recreación, del arte y de desarrollar el libre espíritu, como el lema de la UdeC”, añade entre risas.

Algo similar siente Jaime Méndez, estudiante de Psicología e integrante del taller de Canto Inicial, quien afirma que le gusta tomar estas actividades, porque son compatibles con sus estudios y porque permite aprender y entretenerse. Mientras esta es su segunda vez, para su compañera de taller y estudiante de Medicina Veterinaria, Darcy Sánchez, esta será la primera. Explica que "para mí cantar es parte de mi día a día, me hace muy bien. Y quise tomar el taller, porque sentía que me entregaría otras herramientas, para ser más integral como persona”, declara. Un homenaje a Lucho Gatica, una tonada y una balada fueron parte del repertorio que ensayaban.

Mientras Lecaros y Sánchez se preparan para su primera muestra, algunos ya son “veteranos” de este evento. Como la estudiante de Pedagogía en Matemática y Computación, Carla Torres, quien ya suma seis años bailando en el Ballet Folklórico de la UdeC. Para ella, siempre se trata de “disfrutar mucho de todas las presentaciones, que llegue harto público y pasarla bien”. Sobre la danza en su carrera universitaria, para ella es algo muy necesario “porque nos ayuda a distraernos y a no estar todo el tiempo estudiando; siento que no le hace bien al cuerpo y que hay que cambiar de energías”, precisa.

Otra estudiante que ya lleva varias presentaciones a su haber, es la estudiante de Ingeniería Ambiental, Karen Daza: “he bailado Árabe, Salsa y Ballroom en las muestras. De hecho, estoy tan arrepentida de no haber tomado los talleres desde primer año. Probé por un amigo y de ahí, no los dejé de tomar”, explica. Mientras que, para su compañero de taller, Cristóbal Miranda, esta será su primera vez: “Yo quería meterme hace varios semestres a Ballroom, pero no había conseguido pareja”, dice entre risas. “Este taller es difícil en primera instancia, porque es un baile muy técnico. Pero creo que la universidad no es solo sacar ramos y para hoy tenemos una muestra bonita, llena de energía y con harto brillo”, agrega el alumno de Ingeniería Estadística.

A minutos del show

El público comienza a fluir incluso media hora antes de la Muestra Artística, la cual suele empezar con el gimnasio casi lleno, para acabar con todas las tribunas desbordadas de gente. Al llegar al hall de la Casa del Deporte, las personas se topan con la muestra del Taller de Introducción al Dibujo y la Pintura. Ignacio Sepúlveda, profesor a cargo de este, termina de montar las mejores obras que sus estudiantes pintaron a lo largo del semestre:

“Este es mi segundo semestre impartiéndolo. Me ha llamado mucho la atención, porque, como docente del Departamento de Artes, no me había dado cuenta cuánto talento artístico había en otras carreras”, declara. La muestra destaca por tener tanto pinturas como dibujo con distintas técnicas y, además, capturar estatuas y edificios patrimoniales de la Universidad de Concepción. Después del show, esta es trasladada al segundo piso de la Casa del Deporte, donde continúa siendo exhibida por dos semanas.

A quienes también les llama la atención las pinturas es a las autoridades de la Universidad de Concepción invitadas: el rector Carlos Saavedra; el vicerrector, Carlos von Plessing; la directora de la DISE, Verónica Madrid; y la subdirectora de la DISE, Clemencia Cabrera.

Para el rector, "estos talleres son un aporte al desarrollo integral de ellos; son puntos de encuentro donde pueden compartir con estudiantes de otras carreras y que permiten disfrutar y vivenciar la vida universitaria de otra forma. Por ejemplo, hoy estuve en la graduación de Ingeniería en Biomédica y cuatro de los estudiantes que estaban ahí se presentaban hoy y qué mejor ejemplo de cómo se complementan estas actividades: estudios y extraprogramáticas", declara Saavedra.

Para Madrid, este evento "es muy importante, porque les da el espacio a nuestros estudiantes de manera diferente, para desarrollar sus talentos y comunicarse. Es una instancia bonita y esperamos poder capturar mucha más atención el siguiente año". En la misma línea opina von Plessing, para quien estas " permiten relajarse, más allá del estrés académico, permitiendo volver con una mayor potencialidad para los estudios. Y, como hemos estado viendo aquí -en la muestra de Dibujo- hay grandes artistas".
Apenas las autoridades toman sus asientos en la primera fila, bajan las luces y comienza puntualmente la Muestra Artística.

Un show espectacular

El gimnasio se llena de los ritmos y la música del taller de Percusión Latinoamericana. Le siguen los grupos de Canto Inicial y Avanzado. Las presentaciones son tan cortas como intensas y el público no para de aplaudir entre una y otra. Las largas faldas para bailar a lo mexicano, el neón y seda de la presentación de Danza del Vientre y una salsa a lo Michael Jackson van marcando la jornada.

Durante la presentación, llamó la atención el taller de Danza Afro, no solo por su coreografía, sino porque decidieron aprovechar la instancia para tocar dos temáticas: el aborto y el asesinato de Camilo Catrillanca. La estudiante de Antropología, Valentina Aravena, es parte de este taller y por primera vez decidió presentarse en una muestra. La experiencia la define como "rica, porque estuvimos todo el semestre siendo compañeras y amigas y al final salió todo hermoso. Además, tenemos harta conciencia social y por eso quisimos aprovechar el espacio para recordar estos temas".

La estudiante de Pedagogía en Historia, Carla Morales, también fue parte de este taller, después de un semestre tomando danza árabe. Para ella, la transición de una danza a la otra se dio naturalmente "porque el afro es un baile desde la tierra y que mezcla África, Latinoamérica y lo urbano. Para mí, lo artístico es súper importante, porque es un espacio de expresión", detalla con felicidad tras presentarse.

Otra presentación que llamó la atención por lo particular, fue la del Conjunto Huenuicán. El estudiante de Pedagogía en Ingles, Fernando Gallardo, es parte del elenco bailarines desde el 2015. “Nosotros, más que hacer un espectáculo, queremos mostramos danzas que fueron parte de nuestra historia, aunque ya están extintas. Queremos ser escuchados y respetados”, explica. Su presentación incluyó la mazurca chilena, un vals y el juego del espejo, en el cual, las estudiantes tomaban asiento y esperaban ser tocadas en el hombro por algún compañero; era ahí donde levantaban un espejo para mirar de quién se trataba y decidir si querían que fuera su compañero de baile, ya fuera ofreciendo el brazo o ignorándolo.

Mientras que la participante del taller de Salsa 2 y estudiante de Medicina, Bárbara Marchant, sale tan agotada, como feliz, tras una movida presentación: “He tomado los cursos –de Actividades Extraprogramáticas- desde hace dos años y ha sido muy gratificante. Creo que los mejores recuerdos que voy a tener de la universidad, van a ser en estos talleres. Para mí, la vida universitaria es crecer como persona, integrarte a un grupo, resolver cosas en equipo y de manera sana y es lo que se logra con estos talleres”, afirma.
La familia reunida

El espacio no solo está lleno de estudiantes felices tras su presentación, sino que también, de sus familias, demostrando que la Muestra Artística permite unir a la comunidad universitaria. Es el caso de Fernando Bout, quien pudo ver a sus dos hijos en el escenario, Brenda y Martín: “Desde hace años que vengo a verlos, ahora como parte del Ballet Folklórico. Siento mucho orgullo, ando pecho e' paloma, como dicen. Pienso que no todo es estudiar, que los chiquillos necesitan instancias para relajarse y que les guste. Además, permite mostrar bailes y música de distintas partes”, afirma.

Mientras que a Ilse Flores le tocó ver por primera vez a su hijo en la Muestra Artística: “Quedé estupefacta, porque jamás lo había visto bailar. De hecho, ninguno de mis tres hijos bailaba y a mí me fascina. Así que quería verlo con mis ojos y quedé maravillada. Y el show, en general, es maravilloso, felicito a todos los jóvenes”. Estudia Tecnología Médica, cuarto año. Su hijo, Diego Flores, explica que “este semestre me motivé, ensayé y practiqué harto. El profesor a cargo de Ballroom, Jorge Rivera, tiene mucha dedicación y paciencia. Mi pareja también, si no fuera por ella, no estaría acá. Llegué sin saber hacer un paso básico y en el escenario me sentí súper bien. De hecho, estuvimos dos minutos bailando y quedamos con muchas ganas de seguir, de repetirlo”, declara con felicidad.

Información DISE


Emergencias en el barrio

menú casino los patos

Solicitud de Espacios

newsletter dise
Boletín Programa Buen Trato UdeC.

newsletter dise

Información Sísmica

Noticias TNE


Multimedia DISE


dise multimedia

Síguenos en Facebook



Programas Asociados


Programa INCLUDEC.



cade

Capacitación gratuita para familiares de estudiantes UdeC


Imagenes DISE

"Un servicio tecnológico de la DTI"

¡CSS Válido! Versión 3Valid XHTML 1.0 Strict