Con un trabajo participativo UdeC enfrentó nuevo proceso de Acreditación Institucional

Con un trabajo sistemático y participativo, que fue propuesto por la Dirección de Estudios Estratégicos, aprobado por el Rector y expuesto al Consejo Académico, la Universidad de Concepción cumplió las primeras etapas en el proceso para obtener una nueva Acreditación Institucional, esperando para fines de junio la visita de los pares externos, quienes tienen por misión validar in situ y complementar lo que fue consignado en el Informe de Autoevaluación Interna que fue entregado a la CNA.

Dicho Informe fue entregado en marzo a la Comisión Nacional de Acreditación, CNA, el cual aborda un análisis crítico de la UdeC. Fue elaborado por el Comité Ejecutivo luego de un riguroso y participativo proceso de análisis crítico el cual, sobre la base de los criterios de evaluación entregados por la CNA, culminó con una síntesis de las principales fortalezas y oportunidades de mejora que fueron plasmadas en un Plan de Mejoramiento para todas las áreas en las que se puede evaluar una Universidad: Gestión Institucional, Docencia de Pregrado, Docencia de Postgrado, Investigación y Vinculación con el Medio.

El trabajo comenzó oficialmente con la constitución del Comité Directivo, presidido por el Rector Lavanchy y compuesto por los cuatro vicerrectores, los directores de los campus Chillán y Concepción y un decano representando a cada uno de los cuatro grupos de facultades de la Universidad. Para llevar a cabo este proceso,
se nombró a la profesional de la Dirección de Estudios Estratégicos, Cristina Toro, como Coordinadora General. Entre las particularidades del nuevo proceso se declaró el interés de que existiera una mayor participación “Queremos que haya, por decirlo de alguna manera, una ramificación del trabajo colaborativo y que lleve ojalá a todos los universitarios a aportar en este proceso, una diferencia a como lo hemos hecho las veces anteriores”, indicó en la oportunidad el Rector.

Para cumplir con el desafío de una evaluación interna más participativa se creó el Comité Ejecutivo conformado por los coordinadores de cinco subcomités, responsables de la evaluación interna de cada una de las cinco áreas que se presentan a evaluación y un equipo de facilitadores, integrado por profesionales de la Dirección de Estudios Estratégicos quienes cumplieron funciones de carácter central, participando en la coordinación general del proceso, en la preparación de documentos institucionales, gestión de las encuestas, conducción de los talleres y elaboración de la Ficha de Datos Institucionales y cumpliendo funciones de facilitación y asesoría a cada uno de los SubComités, basados en su conocimiento y experiencia en procesos de evaluación de la calidad.

Por otra parte los procedimientos utilizados para recabar la información necesaria contemplaron una revisión documental de los antecedentes existentes en la Universidad que avalan la definición de sus políticas de aseguramiento de la calidad en cada una de las áreas, de los procedimientos establecidos para llevar a cabo el cumplimiento de dichas políticas, del análisis de los resultados obtenidos y las evidencias acerca del uso que la Universidad hace de esos resultados para generar mejoramiento continuo y asegurar calidad.

Lo anterior fue complementado mediante la participación de Informantes Clave, un amplio y diverso universo de personas seleccionadas para consultar su evaluación respecto de las políticas, aplicación y resultados de mecanismos de aseguramiento de la calidad. Con ellos se trabajó mediante encuestas, construidas sobre la base de los criterios propuestos por CNA y consultas de percepción, formuladas a académicos internacionales que mantienen relaciones de colaboración con la Universidad, junto con ellos también participaron Socios no Académicos de la Corporación, académicos internacionales que poseen vínculos de colaboración en áreas de pregrado, postgrado movilidad estudiantil y académica, investigación y convenios institucionales. Estos últimos, aportaron su visión externa respecto de la imagen pública de la Institución, y de su gestión. En total se realizaron más de mil quinientas encuestas a informantes claves tanto nacionales como internacionales y quienes tenían, por cierto, conocimiento acabado sobre las diversas áreas del quehacer universitario.

En el trabajo de los cinco subcomités el compromiso y desarrollo del trabajo se manifestó de manera patente. Ejemplo de ello es lo que indicó la Directora de Relaciones Institucionales, Cecilia Pérez, coordinadora de subcomité de Vinculación con el Medio, que trabajó de manera sistemática con la participaron directores de distintas instancias relacionadas; entre ellas, la Dirección de Extensión, Cicat, IIT, Dirección de Desarrollo e Innovación, Exalumnos, Campus Clínicos y la Facultad de Educación, por ejemplo. “Esas sesiones fueron de mucha colaboración y en ellas surgieron muchas ideas para desarrollar. Me gustaría destacar que este informe tiene un gran componente de participación, que representa un avance en la construcción de la vinculación con el medio que ahora se puede desarrollar en el marco de esta recientemente creada Vicerrectoría de Relaciones Institucionales y Vinculación con el Medio.”

Por su parte, en el subcomité de Gestión Institucional, el profesional de la Dirección de Estudios Estratégicos y facilitador en este proceso, Arturo Ibáñez, destacó especialmente el rol que tuvieron los informantes claves tanto en los talleres como en las respuestas a las encuestas, o incluso en ambos, donde se valoraron sobre todo las “opiniones muy objetivas y francas, que constituyeron una importante fuente de retroalimentación para la evaluación de la gestión universitaria”. Por otra parte, señaló, el trabajo realizado aporta más allá del trabajo del subcomité ya que “las conclusiones evaluativas de todas y cada una de las áreas evaluadas servirán de insumo para la formulación del nuevo Plan Estratégico Institucional que nos regirá por los próximos cinco años.”

La coordinadora del subcomité de docencia de Postgrado, Ximena García, agradeció el grado de compromiso y participación de los miembros “Hubo muy buena asistencia y participación en las reuniones realizadas, además de contribuciones relevantes y una muy buena capacidad de análisis crítico, que es lo que se persigue en este tipo de procesos.” Destacó, dentro de las fortalezas, las capacidades académicas existentes en la Universidad gracias a las políticas de contratación aplicadas en los últimos años lo que otorga sustentabilidad a los programas de postgrado. Adicionalmente se destacan las oportunidades que la institución ofrece a sus académicos para actualizar conocimiento, difundir resultados de investigación y capacitarse.

En el área de Docencia de Pregrado, en tato, el coordinador del Subcomité y Director de Docencia, José Sánchez, indicó que el subcomité estuvo integrado por 4 Vicedecanos designados por el Consejo de Docencia, que representaban a los 4 grupos de facultades que tiene la Universidad, la Directora de Servicios Estudiantiles y la Directora de Bibliotecas. A su juicio esta composición y el gran compromiso de sus integrantes, “aseguró un conocimiento profundo de la docencia de pregrado en la Universidad y, como tal, fue capaz de desarrollar un acucioso de trabajo que culminó con el informe de autoevaluación de la docencia de pregrado”.

Situación similar fue la Investigación, coordinada por el Director de Investigación y Creación Artística, José Becerra, quien convocó a académicos de las diferentes disciplinas científicas de los tres campus de la Universidad y que están directamente involucrados en la investigación de cada una de esas áreas. “Fue fundamental para saber cómo perciben estos científicos la investigación que tenemos en la UdeC” y, junto con ello valoró el entusiasmo que cada uno de los participantes entregó al proceso.

Asimismo, la Coordinadora General de Proceso destaca la amplia participación y compromiso de los universitarios que fueron convocados durante la realización de este importante trabajo para la Institución tanto para integrar reuniones de análisis, como para aportar información de la Universidad o para participar en la evaluación en condición de Informante Clave o para ser informado del proceso y posteriormente de los resultados en las reuniones de socialización, de las cuales se han registrados las evidencias del número de asistentes y participantes. Comenta asimismo, el apoyo que tuvo este trabajo, desde las autoridades superiores de la Universidad, quienes participaron en el Comité Directivo del proceso que estuvo presidido por el Rector, desde el Directorio de la Corporación y el Consejo Académico.